domingo, abril 16

Porque sí

Estaba escrito en los confines
del nervio que al cuello engatusa.

En la redoma del alter ego
no hallo dispersión imposible.

Vengo de ninguna parte
a partir hacia un parto.

He girado como satélite alrededor de mí mismo
y me he aburrido.

Sé cuándo un poema se da y cuándo se niega.

No se ha dado: nado y de paso
me contagio de conjuntivitis.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario